Inicio
La compañía
Espectáculos
Sirenita
Gallo de las veletas
El Elefantito
Yaci y la muñeca...
Prensa y crítica
Equipo artístico
Datos técnicos
Fotos
Bubú
Contratación
English

Yaci y la muñeca de maíz

 

Datos básicos del espectáculo:

- Género: teatro de títeres (títeres de mesa)

- Duración: 40 minutos

- Edad recomendada: de 4 a 9 años

Sinopsis:

Esta historia se desarrolla en una pequeña aldea de Brasil, y comienza el día en que los padres de Yaci, una pequeña niña, tienen que viajar a otro país en busca de trabajo. Ese día Yaci fue a vivir con su abuela. Los primeros días fueron difíciles, pero poco a poco Yaci irá acostumbrándose a su nuevo hogar. Conocerá a Blanquita, la gallina; podrá ir al río donde vive el sapo Cururú, pasará tiempo con su abuela ayudándole a realizar las tareas cotidianas… Día tras día, y con la ayuda de la abuela, la sonrisa volverá al rostro de Yaci. Una  tarde de verano, para entretener a la niña, la abuela le hará una muñeca con una mazorca de maíz. Yaci se encariña de la muñeca, a quien llama Curumí, y a partir de esa tarde nunca se separará de ella. A través de una tierna historia entre la niña y su muñeca, y entre la niña y su abuela, Yaci descubrirá la maravilla de la naturaleza que es el nacimiento de un nuevo ser. Esta es una historia que habla del ciclo de las estaciones a través de las plantas y de los animales y de la migración de las personas. Dos actrices relatan y escenifican el cuento empleando títeres, canciones, danzas y otros recursos teatrales. 

Acerca de la adaptación:

En octubre del año 2007, Eva Soriano, de “La Canica”, me encargó la dramatización y dirección de un cuento popular brasilero titulado “Yaci y su muñeca”, un hermoso cuento que trata del descubrimiento que realiza una pequeña niña del ciclo de crecimiento de las plantas, a través de la transformación que sufre Curumí, su querida muñeca de maíz. Yo acababa de volver de una gira por Ecuador donde pude apreciar de cerca la realidad de niños que quedan al cuidado de sus familiares porque sus padres se han visto obligados a emigrar a otros países en busca de trabajo. Ante estos y otros hechos de mi entorno, propuse a “La Canica” una adaptación del cuento tradicional brasilero en donde estuviera presente esta realidad social en la que viven muchos niños de Sudamérica, África y otras regiones del mundo. Una manera de enriquecer el relato tradicional haciéndolo más humano, más real, más actual. La historia de una niña que juega con su muñeca como juegan con sus juguetes los niños de todo el mundo, pero además esta niña añora a sus padres y sueña con el momento del reencuentro. 

(Pablo Vergne)